Julia Carolyn Mc Williams, nació en Pasadena, California, fue escritora, presentadora de televisión, cocinera y Cordon Bleu. Escribió “The Art of French Cooking” y otros muchos libros, con los cuales pretendió enseñar al público norteamericano las maravillas de la cocina francesa tras la II Guerra Mundial. Y protagonizó varios shows de enorme éxito, especialmente un programa cuyo título era “El chef francés” y que provocaba que todas las amas de casa de la época dejaran sus ocupaciones para aprender con aquella divertida, extraña, altísima y experta cocinera.

Escribí sobre ella una pequeña biografía que podeis encontrar en este enlace. http://grupoalmuzara.com/a/fichalibro.php?libro=1438

Era una mujer de carácter peculiar, simpática, atrevida, enérgica y espontánea… muy americana. Se estrenó, ya madura y recién casada, como una escritora metódica, organizada y exhaustiva, y en sus recetas se percibe la pasión con que se empeñaba en todo lo que hacía. Reconozco que leí con auténtica gula las cartas de su marido, Paul Child (de las cuales extracto algunas frases divertidas en la biografía), que era un agregado cultural en el París de posguerra. Allí se relacionaron con mucha gente interesante: escritores, pintores, e incluso (quizás menos interesantes), políticos.

Vivieron una vida algo nómada, de embajada en embajada por Europa, para después recalar en los Estados Unidos. Sin embargo, Julia se había quedado enamorada totalmente de la elegante y refinada cocina francesa, frente a la que la cocina norteamericana de la época dejaba tanto que desear. Aquello era cocinar de verdad, y se convirtió a la nueva religión culinaria totalmente entregada. Su gran preocupación era que en su país se conocieran -y bien- las maravillas de la cocina francesa, y escribió tantas recetas que los editores le obligaron a recortar el primer proyecto. Se entusiasmó y sacó con grandes dificultades el título de Cordon Bleu, en París, y pronto comenzaría a escribir su primer libro con tanto ímpetu y fuerta que Paul, su marido decía al oirla teclear que “Parecía un pájaro carpintero, hacía retumbar la mesa como si llevara una carretilla por una calle de adoquines”.

A su llegada a los Estados Unidos comenzaría a hacer programas de cocina en televisión, entonces algo muy novedoso, y vendría la gran fama que adquiriría. Desde luego, tanto Julia como Paul trabajaron muchísimo para conseguir todos estos éxitos, lo hicieron juntos y lo hicieron bien. Y si os apetece saber algo más de ella, porque hay mucha historia tras esta mujer, os recomiendo ¡claro! leer la biografía que publiqué, y no dejeis de ver la película “Julie y Julia”, con Meryl Streep en el papel de Julia. Si podeis vedla en inglés, porque Streep hace unas maravillosas imitaciones de voz, que en la versión española se pierden. Y Julia era digna de ser imitada.